Categorías

Marcas

Newsletter

Omekril Ampliar

Omekril

Diversos estudios, publicados en revistas científicas, demuestran que los Omega 3 son importantes para prevenir enfermedades cardiovasculares, el deterioro cognitivo, diversos tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias, pulmonares y de la piel. Son imprescindibles durante el embarazo y la lactancia, para un correcto desarrollo de la función nerviosa del bebé y de muchas otras funciones.

Más detalles

8425652100335

20 artículos disponibles

15,26 €

En descuento ¡En descuento!

Existen varios tipos de ácidos grasos omega-3, siendo la base de todos ellos el ácido linolénico. Los dos primeros tipos son de cadena corta: ácido alfalinolénico y ácido estearidónico y el resto, de cadena larga: ácido eicosatetraenoico, eicosapentaenoico (EPA), docosapentaenoico y docosahexaenoico (DHA).

 

Fueron descubiertos en 1982 por el investigador Ralph Holman, como consecuencia de un estudio sobre la dieta de los esquimales, al relacionar y comprobar que la baja incidencia de infartos y enfermedades cardiovasculares entre los esquimales estaba estrechamente relacionada con su dieta, muy rica en grasa animal marina que contiene una gran cantidad de Omega 3.

 

Los alimentos más ricos en este tipo de grasa son el pescado y el marisco. Y sobre todo el pescado azul. Respecto de los vegetales, hay que decir que contienen pequeñas cantidades de ácido linoleico. Sólo los frutos secos, y sobre todo las nueces, son una fuente significativa de Omega 3.

 

La comunidad científica internacional lleva años destacando los beneficios que aporta a la salud el consumo de alimentos con alto contenido en ácidos grasos Omega 3, en especial los llamados ácidos grasos de cadena larga EPA y DHA. Los Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados a los que llamamos esenciales, ya que el organismo no puede sintetizarlos y son imprescindibles para su correcto funcionamiento.

 

Diversos estudios, publicados en revistas científicas, demuestran que los Omega 3 son importantes para prevenir enfermedades cardiovasculares, el deterioro cognitivo, diversos tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias, pulmonares y de la piel. Además, son imprescindibles durante el embarazo y la lactancia, para un correcto desarrollo de la función nerviosa del bebé y de muchas otras funciones.

 

Composición por dosis diaria recomendada (3 perlas):

  • 1.200 mg de aceite de hígado de pescado.
  • 300 mg de aceite de krill

 

Que aportan:

  • 113 mg de EPA.
  • 282 mg de DHA.
  • 420 mg de omega 3.
  • 672 mcg de vitamina A.
  • 1,1 mcg de vitamina D.
  • 30 mcg de astaxantina.

 

Modo de empleo:

Tomar 1 perla con cada comida principal (desayuno, comida y cena).

 

Presentación:

Bote de 60 perlas.

Dejar de fumar